La historia del Colegio Virgen del Carmen.

 

 

Desde el año 1867 miles de jóvenes de la popular Barriada de Santa Catalina, han recibido instrucción y educación cristiana en sus aulas. Aunque el emplazamiento actual fecha de 1885 y se encuentra situado en la calle Murillo 48, anteriormente había ocupado otros emplazamientos dentro de la misma barriada. 
 

 

.PERFIL DE IDENTIDAD.

Nuestro centro es propiedad de los Padres Carmelitas Descalzos y dirigido, en la actualidad, por los Hermanos de la Sagrada Familia. Sigue siendo un centro de Iglesia donde se educan 715 alumnos desde educación Infantil hasta el Bachillerato. 
 

 

.SUS PRIMERAS PASOS.

El origen del mencionado Colegio surge como iniciativa social de un grupo de ermitaños de San Honorato de Randa que a consecuencia de su exclaustración en el siglo pasado por suprimirse las órdenes religiosas, deciden continuar dedicados a la única actividad autorizada entonces por el Estado a los religiosos: la educación o la cura de los enfermos.

 
Cohesionados y dirigidos por la figura del Beato Padre Palau, llegarían a formar la Congregación de los Hermanos Carmelitas, hasta que en 1923 se unen a los Carmelitas Descalzos de Cataluña. Pero si importante es conocer los orígenes de las instituciones, no menos lo es dar continuidad a las mismas y reconocer el laborioso esfuerzo de cuántas personas han colaborado a lo largo de sus 141 años de existencia. 
 

 

 

 

.EDUCADORES PERSEVERANTES.

En el mantenimiento del colegio a lo largo de su historia, tenemos que citar la presencia de algunos hombres eméritos que con su trabajo y dedicación han sabido mantener viva la educación cristiana en esta pequeña parcela del Arrabal de Santa Catalina. Entre ellas cabe destacar al Hermano fundador Francisco Galiana, al Hermano Juan Turmo, buenos conocedores del método educativo en su momento, que trasladaron el colegio a su ubicación actual. Labor insigne la hizo el Hermano Francisco de Jesús, que ante la imposibilidad de continuar con la obra buscó apoyo en los Padres Carmelitas Descalzos y con la presencia del Padre Martín se daría un nuevo impulso a la obra. En la actualidad, la presencia de la Comunidad Religiosa de los Hermanos de la Sagrada Familia con la colaboración de 50 profesores y el apoyo de la Asociación de Padres de Alumnos, mantiene vivo el carisma originario de sus fundadores.

 

 

       

 

 



.ADAPTACIÓN A LAS NECESIDADES DE LOS TIEMPOS.

Durante este largo periodo, muchas son las leyes educativas que el mencionado colegio ha tenido que asimilar. Si empezó siendo un centro de párvulos y de educación primaria, desde el 1960, obtiene el reconocimiento para impartir el Bachillerato Elemental y el de Grado Superior. Por esta época se reconoce al centro de Interés Social. Con la Ley General de Educación de 1970 se clasifica definitivamente como centro de Preescolar, EGB, BUP y COU. En la actualidad cuenta con la aprobación definitiva de Infantil, Primaria , ESO y Bachillerato.

 

 

.ACCIÓN EDUCATIVA.

La línea educativa del colegio se basa en la puesta en práctica de una enseñanza personalizada que concibe al alumno como sujeto activo de su propia educación. La Comunidad de Educadores le ayudan a realizarse como persona en una triple dimensión: personal, comunitaria y espiritual. La escuela que proponemos hace referencia a la Sagrada Familia de Nazaret según la intuición pedagógica del Hermano Gabriel Taborin. Según él, los colegios tienen que esforzarse a crear relaciones familiares entre todos los miembros de la Comunidad Educativa en un clima de sencillez, amabilidad, unión, confianza, comprensión, alegría y servicio. Siguiendo el pensamiento del Hermano Gabriel, la escuela tiene que interesarse por todos y especialmente por los más débiles; tiene que promover el diálogo entre las diferentes generaciones; tiene que encarnarse en el entorno y estimular al alumno a llevar a cabo su proyecto personal. La educación en valores adquiere especial interés en el centro. Existe un decálogo expreso en el Proyecto colegial que enumera los siguientes valores en los cuales apoyar la acción educativa. Estos sonido: Amor, fe, justicia, libertad, alegría, paz, salud, solidaridad, democracia y trabajo. 

 


.COLABORACIÓN CON LA FAMILIA.

La eficacia de las tareas educativas resulta estéril sin la colaboración entre familia y colegio. A tal fin, el colegio publica todos los años su Agenda Colegial donde quedan fijadas para conocimiento de padres o tutores los principios pedagógicos del centro, las fechas de evaluación, las horas de entrevistas entre padres y profesores, el calendario y fechas de vacaciones o la programación anual, entre otras.

.SENSIBILIZACIÓN SOCIAL.

Todos los años se participa y colabora en las campañas del Domund, Manos Unidas, recogida de alimentos en la Campaña de Nadal, etc.



.ACOMODACIÓN DE LAS INSTALACIONES.

Esfuerzo continuado ha supuesto la mejora de las instalaciones para acomodarlas en las exigencias de la actual reforma educativa. Caben citar en estos últimos años la construcción de una airosa escalera en el Pabellón de Primaria; la instalación de la calefacción en todo el colegio; la puesta en funcionamiento de dos ascensores; la instalación del aula de informática, la remodelación de la instalación eléctrica; la biblioteca; el arreglo de la fachada y la acondicionamiento de las clases con servicios informáticos.

.EDUCACIÓN FUERA DEL AULA.

Son variadas las actividades formativas, excursiones o viajes culturales que efectúan los alumnos del colegio, está regulado que cada clase realice, al menos, una por trimestre. Entre otras, tenemos que hacer mención de la participación en el concurso nacional SAFA-ESPAÑA que anualmente convocan los colegios de la Sagrada Familia de España. También se prepara con cuidado la participación en un Festival de la Canción que reúne a los colegios antes citados cada año en una localidad distinta. 

 

 

 

Volver :